Logo Sanofi

Cómo disfrutar del sexo en la Artritis Reumatoide

Sexualidad

El sexo en la artritis reumatoide no tiene por qué ser una cuestión imposible. Las personas que padecen esta enfermedad pueden disfrutar de una vida sexual placentera si llevan a cabo las precauciones adecuadas.

Sexo en la Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad que afecta la calidad de vida de las personas que la padecen. Sus principales síntomas son la rigidez y el dolor en las articulaciones. Debido a esto, la actividad sexual suele ser un aspecto complicado. Sin embargo, padecer esta enfermedad no significa prescindir de la actividad sexual.
Con la finalidad de disfrutar de una intimidad placentera, las personas con artritis reumatoide pueden tener en cuenta algunas precauciones y recomendaciones que mencionaremos a continuación.

Sexo en la Artritis Reumatoide: recomendaciones

Una de las claves principales para disfrutar de la intimidad en pareja es el cariño y la comprensión mutua. Especialmente cuando uno de ellos padece artritis.

Algunas de las recomendaciones para las personas que tienen esta enfermedad son la respiración sincronizada, el cruce de miradas, los abrazos y otros detalles que complementen la intimidad. El sexo en la artritis reumatoide debe potenciar aspectos como la realización de masajes suaves, disfrutar de las caricias y las palabras de afecto, como parte esencial de estos momentos íntimos.

Por otro lado, es importante mencionar que durante las primeras horas del día, las personas con artritis reumatoide pueden sentir un mayor nivel de rigidez y dolor en las articulaciones. Por esta razón, suele ser recomendable practicar la actividad sexual por la tarde o durante la noche.

No obstante, algunos pacientes con AR aseguran que durante la noche sienten más dolor en las articulaciones. En este tipo de casos, lo conveniente será practicar la actividad sexual durante el día.

En relación a esto, los reumatólogos coinciden en que la actividad sexual no causa episodios agudos en las personas con AR, por lo que no se debe temer al dolor. Teniendo en cuenta las medidas adecuadas, la pareja puede disfrutar plenamente de su sexualidad.

En el caso de experimentar mayor rigidez o dolor en las articulaciones después de la actividad sexual, se recomienda mantener la calma y realizar inhalaciones profundas y exhalaciones pausadas.

Al llevar a cabo estas recomendaciones mencionadas, es posible que los pacientes con artritis reumatoide puedan disfrutar de una actividad sexual placentera. Sin embargo, en el caso de que la relaciones sexuales provoquen mucho dolor, es recomendable consultar con el médico.

Casos específicos de AR con implantes

En algunas ocasiones la artritis reumatoide puede provocar un deterioro en las caderas y en las rodillas. En estos casos específicos, algunas personas cuentan con implantes que les permiten mejorar su movilidad y reducir el dolor.

Las personas con implantes y artritis reumatoide, también pueden disfrutar de la intimidad en pareja. Incluso, en muchos casos los implantes pueden mejorar la actividad sexual, debido a que ayudan a disminuir el dolor y permiten una mejor movilidad.

Gracias al uso de implantes, las personas con un estado de artritis reumatoide avanzado pueden disfrutar de una actividad sexual más dinámica. Incluso puede adoptar posiciones más naturales, pero siempre teniendo en cuenta las recomendaciones médicas.
Por ejemplo, para quienes padecen artritis reumatoide y deseen tener actividad sexual, durante los meses siguientes a la intervención quirúrgica se deben seguir con extremo cuidado las indicaciones del médico. Esto con la finalidad de proteger y sanar los tejidos y músculos de una forma adecuada.

Implantes en las rodillas y caderas

Los implantes de rodilla son resistentes, sin embargo es recomendable evitar ejercer presión en las rodillas. Incluso se recomienda adoptar posturas de espalda, de costado o en una silla.
De igual manera, las caderas artificiales son muy resistentes, pero se deben proteger. En estos casos se recomienda adoptar medidas de cuidado en el sexo y la AR.

Después de una cirugía de cadera, las posiciones deben cambiar en la actividad sexual. Se sugiere evitar posiciones que ejerzan presión en las rodillas o aquellas en donde las piernas y los pies giren hacia adentro. Si se desean tener relaciones sexuales, la persona no podrá arrodillarse hasta que todos los tejidos estén completamente cicatrizados. Todo esto con la finalidad de que el sexo y la AR sean compatibles.

Las relaciones sexuales y la AR

Otras recomendaciones sexuales para las personas que padecen artritis reumatoide son el uso de almohadas, ya que estas pueden ser un apoyo para ejercer presión en las zonas sensibles. También, es importante recordar que se debe optar por aquellas posiciones que protejan más las articulaciones.

Por otro lado, tomar los medicamentos recetados a la hora indicada es muy importante para controlar el dolor en las articulaciones.

La importancia de la comunicación en pareja

Finalmente, uno de los puntos clave del sexo en la artritis reumatoide es la comunicación en pareja. De esta manera las personas que padecen de artritis podrán expresar sus miedos, molestias y preocupaciones. Esto ayudará a la pareja a encontrar un punto de equilibrio entre el el sexo y la artritis reumatoide

El sexo en la artritis reumatoide no es un imposibles, pero es importante probar qué aspectos de la intimidad funcionan. Siguiendo las recomendaciones mencionadas y los consejos médicos, las personas con artritis reumatoide pueden disfrutar de una vida sexual placentera.

 

MAT-ES-2102109/v1/junio2021