Logo Sanofi

Receta de pan integral para tus desayunos

Nutrición

Tener a mano una buena receta de pan integral es una opción que no debe faltar en tu cocina. Primero, porque no hay nada más saludable que hacer nuestro propio pan con ingredientes que podemos consumir. Y segundo, porque este tipo de preparaciones se pueden agregar a una dieta sana. Por lo tanto, en este post te vamos a indicar paso a paso cómo hacer tu propio pan integral. ¡Síguenos atentamente y elabora una receta rica y sana en casa!

 

La mejor receta de pan integral paso a paso

Hacer pan integral es una buena forma de consumir hidratos saludablemente. Sabemos que las personas con artritis deben evitar todos aquellos ingredientes que estimulen la inflamación. Por el contrario, es importante implementar en la dieta alimentos que ayuden a tener un efecto antiinflamatorio. A continuación, te facilitaremos una receta tradicional de pan integral a la cual le puedes hacer ciertas variaciones acorde a tus gustos.

Ingredientes de pan casero integral

Lo primero que debes conseguir son 500 gramos de harina de trigo integral y 10 gramos de levadura seca en polvo. También, vas a necesitar aceite de oliva virgen extra, sal a gusto y agua tibia. Aparte, te recomendamos tener un recipiente plástico para preparar la masa del pan y dejarla fermentar. En cuanto al tiempo total de preparación, calculamos serán dos horas aproximadamente. Lo anterior incluye la elaboración, el tiempo de reposo y el periodo de cocción.

Preparación de un pan saludable

En una taza agrega la levadura en polvo con un poco de leche tibia y una cucharada de azúcar moreno o la que tengas. Entonces, debes mezclar todo muy bien y agregar una cucharadita de harina integral. Nuevamente mezcla todo muy bien y deja reposar por unos 20 minutos. Tapa esta preparación con una tela limpia y liviana, preferiblemente en un sitio cálido. Lo que verás, una vez pasen los 20 minutos, es que la levadura ha crecido de manera importante. Pon la harina integral en el recipiente de plástico, de preferencia redondo y ovalado para facilitar el amasado. Después, haz un hoyo amplio en el centro de la harina integral y allí agrega la preparación que has hecho con la levadura seca.

Amasado

A continuación, agrega sal a gusto, 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen y media taza de agua tibia. Mientras tanto, irás integrando todo suavemente con las manos, si ves que la masa sigue muy seca agrega más agua tibia. Entonces, la masa estará lista cuando de manera fácil se desprenda de tus dedos. Por consiguiente, cuando la masa llegue a este punto, síguela amasando como si estuvieras lavando a mano una prenda. Esto durante unos 10 minutos más porque la idea es conseguir una masa bien homogénea libre de grumos.

Fermentado

Finalmente, deja reposar la masa por una media hora para que esta duplique su tamaño. Inclusive, si el amasado es correcto puede llegar a triplicar su tamaño.

Como lo ideal es que la masa repose en un lugar cálido, tenemos un truco para que el ambiente sea el ideal. Enciende el horno durante unos 10 minutos y apágalo. Seguidamente, introduce el recipiente con la masa al horno apagado y ciérralo por una media hora. En este paso, recomendamos que el recipiente se tape con una tela resistente al calor. Recuerda que el horno debe estar apagado y solo la masa reposará con el calor residual del mismo.

Una vez transcurra media hora (si tienes tiempo puedes dejarla 1 hora para que fermente más) saca la masa del horno. No olvides que el secreto de un buen pan está siempre en su tiempo de fermentado.

Para terminar, amasa nuevamente, pero presionando solo con la yema de los dedos. De esta forma, no le sacarás el aire que le proporciona su estructura esponjosa y compacta. Con todo esto, empieza a formar bollos del tamaño que prefieras y déjalos reposar durante otros 20 minutos. Lo anterior permitirá que sigan creciendo.

Horneado

Mientras tanto, prepara una bandeja para horno untada solamente con un poco de aceite de oliva. También, enciende el horno (falta temperatura) para que esté bien caliente cuando introduzcas las masitas. A continuación, cuando pasen los 20 minutos, coloca los bollitos en la bandeja con aceite. Entonces, con la ayuda de un pincel unta los panes con un poco de huevo en la parte superior e introdúcelos al horno.

El paso siguiente es contar exactamente 14 minutos abrir el horno y voltear los panes hacia el otro lado. Vuelve a meterlos al horno y espera otros 5 o 10 minutos. Es importante aclarar que el tiempo de cocción depende de la potencia que tenga cada horno.
Ahora, lo único que queda es dejar enfriar esta receta casera y disfrutarla en tus desayunos y meriendas.

Una variedad en esta receta de pan integral

Otra manera de tener una variación en esta receta es reemplazar la mitad de harina por una tipo centeno. Además, puedes agregar todo tipo de semillas como chía, lino o sésamo. De este modo, harás que el pan sea aún más saludable y contundente. Esperamos que puedas llevar a cabo esta sencilla y exquisita receta de pan integral con semillas o sin semillas. ¡Todo depende de tus gustos y tu régimen alimenticio! ¡Disfrútalo!

 

MAT-ES-2102430/v1/Octubre2021