Página web dirigida a residentes en España.

Logo Sanofi

Chi Kung o Qigong, qué es y cómo se practica

Ejercicio físico
El Chi Kung es una terapia de ejercicios tradicionales, de origen chino, que está enfocada en el cuidado de la salud y en la prevención de enfermedades. La práctica del Chi Kung se basa en la regulación de tres elementos esenciales: el cuerpo, la respiración y la mente. ¿Quieres conocer más sobre esta técnica? Llegaste al lugar indicado, en este artículo te diremos qué es el Chi kung, cómo se practica y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es el Chi Kung o Qigong?

El Chi Kung o Qigong, como también se le conoce, es una técnica tradicional milenaria china, que se centra en el cuidado de la salud. Esta técnica consiste en ejercitar la energía «Qi» que, de acuerdo con las creencias chinas, se encuentra en lo profundo de nuestro ser, así como en toda la naturaleza que nos rodea. Por otro lado, también podemos definir a esta técnica como un método de ejercicio físico y mental, que permite sincronizar la mente, la postura y el movimiento del cuerpo, a través de diversas técnicas de respiración. Dicha sincronización tiene como objetivo principal fortalecer el cuerpo, cuidar las articulaciones, favorecer el tratamiento de algunas enfermedades y aprovechar todo el potencial del cuerpo humano para mejorar la calidad de vida.

¿Cuáles son los elementos esenciales del Chi kung?

La práctica del Chi Kung o Qigong se basa en tres elementos esenciales: la regulación del cuerpo, la regulación de la respiración y la regulación de la mente.

La regulación del cuerpo o dar forma

Uno de los elementos fundamentales del Chi Kung es la regulación del cuerpo, ya que está relacionada con el control del practicante sobre su propio movimiento y postura corporal o postura adecuada. Por otro lado, la postura corporal se pueden alcanzar a través de un método sistemático de ejercicios conformados por ciertas reglas y por movimientos específicos; estos ejercicios permiten fortalecer las articulaciones, los músculos, los órganos, los vasos sanguíneos y la energía biológica con la finalidad de alcanzar una regulación benigna del cuerpo. Por otro lado, la regulación del cuerpo en el Qigong se logra mediante la coordinación y la estimulación mutua de las actividades físicas corporales, mentales y a través del flujo del “Qi” interno del cuerpo.

La regulación de la respiración  o Pranayama

El segundo elemento indispensable del Chi kung o Qigong es la regulación de la respiración, ya que va más allá del simple hecho de inhalar y exhalar el aire que entra a nuestros pulmones. La regulación de la respiración comprende la necesidad de ajustar la profundidad y frecuencia de nuestra respiración para controlar las cantidades de aire que alimentan nuestro cuerpo. Así como el tiempo que permanece inundando nuestro organismo para que la respiración se ajuste a las necesidades específicas requeridas por la práctica del Qigong. Por otro lado, es importante mencionar que la regulación de la respiración contribuye en gran medida a unificar el cuerpo y la mente. Además, este tipo de respiración también favorece los niveles de concentración y la limpieza profunda del organismo, ya que cada vez que inhalamos oxígeno cargado de Qi limpio y exhalamos el aire que ya no nos sirve junto con el Qi turbio o contaminado, nuestro cuerpo logra un equilibrio a nivel general.

La regulación de la mente

La mente domina al cuerpo y todas sus funciones. Por tanto, la regulación de la mente es la amalgama indispensable para que se den los tres elementos esenciales de la práctica del Chi kung. Aunque hablamos de 3 elementos independientes, debemos entender que la mente, la respiración y el cuerpo están estrechamente ligados en el momento de llevar a cabo la práctica de Chi Kung. En conjunto podemos decir que, la regulación del cuerpo es la base, la regulación de la respiración es el intermediario y la regulación de la mente es la cúspide que controla las regulaciones del cuerpo y la respiración.

¿Cómo se practica el Chi Kung o Qigong?

La práctica de los ejercicios del Chi Kung o Qigong, incluye diferentes tipos de métodos. Dichos métodos están basados en tres elementos: la respiración profunda, la postura corporal y la concentración como base fundamental de esta práctica. Existe una gran variedad de ejercicios basados en estos tres pilares. No se puede olvidar que se trata de una técnica milenaria que ha atravesado por diferentes corrientes como el budismo, el taoísmo, el confucionismo y las diferentes artes marciales. Es por ello que, con el transcurso del tiempo, algunas personas han creado muchos ejercicios nuevos en función de sus propias necesidades. Por este motivo, hoy en día podemos encontrar una gran variedad de ejercicios de concentración, ejercicios para las articulaciones, ejercicios de relajación, entre otros. Para comenzar a practicar el Chi Kung, lo ideal es iniciar con ejercicios de respiración, estiramiento de articulaciones y músculos. Además, es recomendable que las sesiones sean cortas, es decir un par de veces a la semana e ir aumentando gradualmente las sesiones a medida que se comience a experimentar un mayor nivel de conciencia sobre el cuerpo.

¿Qué beneficios aporta la práctica del Chi Kung a nuestra salud?

La práctica del Chi Kung contempla todos los beneficios de una terapia de miles de años con efectos únicos en nuestra salud, ya que ayuda en el tratamiento de algunas enfermedades y favorece la salud. Incluso, esta práctica también contribuye a:
  • Aliviar tensiones, relajar los músculos y las articulaciones.
  • Mejorar los niveles de concentración, respiración y coordinación de los movimientos.
  • Combatir los niveles de estrés, lo que contribuye a la relajación del cerebro y a mejorar la calidad del sueño.
  • Mejorar la elasticidad de los vasos sanguíneos y el flujo de la sangre.
  • Favorece el control de la presión arterial.

Chi kung, una técnica muy positiva para las articulaciones

La práctica de Chi kung es particularmente beneficiosa para las personas mayores, los trabajadores de oficina, las personas con afecciones crónicas y las personas con restricciones físicas o enfermedades articulares. Los beneficios del Chi Kung generalmente se presentan con bastante rapidez. Quienes no están familiarizados con la práctica quedan gratamente sorprendidos por su impacto en el cuerpo. Por este motivo, te invitamos a iniciar un cambio en tu vida y a cuidar tu cuerpo y mente con la práctica del Chi Kung.

MAT-ES-2103338/v1/Octubre2021