Logo Sanofi

Artritis reumatoide y sexualidad: Abanico de placer

Sexualidad

¿Qué entendemos por encuentro sexual?

  • En general, se entiende por encuentro sexual el que se produce dentro del marco de una pareja que mantiene un coito durante el tiempo necesario hasta alcanzar un orgasmo.

  • Esta visión COITOCENTRISTA reduce muchísimo el ámbito de la sexualidad y nos hace olvidar que el placer se puede conseguir de muchas maneras.

Objetivo: Placer, no solo orgasmo

  • Este es un objetivo que debería ser común para todos. Si nos centramos en la búsqueda rápida y concluyente del orgasmo, estaremos renunciando a muchas sensaciones, percepciones y sensibilidades dentro del gran abanico que ofrece el PLACER

  • En situaciones donde la enfermedad puede mermar la respuesta sexual del orgasmo, bien sea debido a la medicación o a la misma patología, hay que poner aún más en VALOR todas las vías para obtener placer y no reducirlas únicamente a la relación sexual acabada en orgasmo.

  • Para esto, es recomendable no focalizar los encuentros sexuales de manera coitocéntrica, sino abriendo el abanico a otras opciones como el masaje en pareja, el sexo oral o la masturbación, ya sea individual o en pareja.

Photo by Cristina Gallego on Unsplash

Aprender a sensar (sentir+pensar)

Es importante tener en cuenta las diversas posibilidades que ofrece el placer. Ya sea en solitario o en compañía, nos puede ayudar a explorar nuevas formas de satisfacción sexual. Todo ello con el objetivo de aprender a SENSAR (sentir+pensar).

Sensar

Denominado científicamente como Focalización Sensorial, consiste en descubrir las zonas más erógenas y estimulantes del cuerpo (ya sea el tuyo o el de tu pareja). Es el descubrimiento del ser dentro de la Erótica Amatoria, de la excitación de los 5 sentidos mediante acariciar, besar, morder, lamer, oler, ver, escuchar…

Masajes eróticos

  • Reconocer y masajear el cuerpo dela pareja, tanto del que padeceartritis reumatoide como del que no.

  • No enfocar el masaje como terapéutico, sino como un masaje en busca del placer de la pareja, incidiendo en los puntos de mayor excitación.

  • Utilizar siempre aceites de masaje, que pueden ser perfumados o de olor neutro.

  • Este tipo de masajes ayuda a redescubrir zonas de tu pareja y ayuda a destensar la musculatura.

  • Antes de empezar con el masaje se deben acordar las zonas más dolorosas a evitar.

  • Se recomienda el uso de cojines para la adopción de posturas complejas. Por ejemplo, para levantar las rodillas o incluso el coxis para orientar la cadera a posturas antiálgicas.

Amezúa, E. El Ars Amadi de los sexos. Resvista española de sexología. 2000:99-100. Cabello, F. Manual de sexología y terapia sexual. Ed. Síntesis. Madrid 2010.

 

MAT-ES-2003852/v1/Noviembre2020