Logo Sanofi

Alimentos buenos que no deben faltar en tu dieta

Nutrición

Consumir alimentos para la artritis reumatoide es esencial para mejorar la calidad de vida de las personas con esta patología, ya que una alimentación sana puede ayudar a disminuir los síntomas de esta enfermedad.

A lo largo de este artículo mencionaremos algunos alimentos que son ideales para la dieta de las personas que padecen artritis reumatoide.

Los mejores alimentos para la artritis reumatoide

La naturaleza proporciona una gran variedad de alimentos que ayudan a reducir la inflamación y el dolor que produce la artritis reumatoide en las articulaciones.

Los alimentos que nunca deberían faltar en una dieta AR son aquellos que son ricos en nutrientes como el omega-3, las vitaminas, antioxidantes, entre otros. Estos alimentos los puedes combinar de múltiples maneras para crear tu propio menú AR.

Alimentos ricos en Omega-3 y grasas monoinsaturadas

Entre los alimentos para la artritis reumatoide que más beneficios aportan a las personas con AR, encontramos aquellos que proporcionan una fuente de ácidos grasos Omega-3. Este ácido graso es reconocido por sus propiedades antiinflamatorias.
En este grupo de alimentos se encuentran principalmente los pescados y mariscos. Más específicamente en el pescado azul de mar (graso de agua fría). Otros pescados con alto contenido de Omega-3 son el salmón, la caballa, el atún, el arenque, el fletán, la trucha de río y las sardinas, entre otros.

También se pueden encontrar los ácidos grasos Omega-3 en otros alimentos como el aguacate. Incluso en algunos aceites de plantas, entre los cuales podemos destacar el aceite de oliva, de linaza también rico en vitamina E, aceite de soja y aceite de canola.

Frutas y verduras, entre los mejores alimentos para la artritis reumatoide

Otro grupo importante de alimentos  lo componen las frutas y verduras ricas en ácido fólico, potasio y calcio. Estos alimentos tienen un alto contenido de antioxidantes y fibra dietética, que contribuyen a reducir la inflamación de las articulaciones.

Entre estos alimentos ideales para la artritis reumatoide destacan los frutos rojos como los arándanos, las moras, las cerezas, las grosellas, las fresas y las frambuesas.

Por otro lado, dentro del grupo de las verduras podemos mencionar, las espinacas, el repollo, el brócoli, la col rizada y las zanahorias.

Fibras dietéticas

Las fibras dietéticas no pueden faltar en un menú AR, ya que reduce la concentración de proteína C reactiva. Esta es una proteína inflamatoria producida por el hígado, que suele afectar en gran medida a las personas con AR.

Por otro lado, la fibra dietética ayuda a controlar el aumento de peso. Por este motivo, es importante mencionar que el sobrepeso sobrecarga innecesariamente las articulaciones debilitadas por la artritis reumatoide.

Estas fibras dietéticas las podemos encontrar principalmente en los cereales integrales como la avena, panes, arroz y pastas integrales, cereales espesos como el trigo sarraceno, cebada perlada, verduras y frutas.

Alimentos ricos en calcio, hierro, y vitamina D

La anemia, la osteoporosis y la deficiencia de vitamina D, son afecciones que se observan a menudo en personas con artritis reumatoide. Por esta razón, incluir alimentos ricos en vitamina D, calcio y hierro en la dieta es fundamental. De esta forma se podría controlar el avance de la artritis.

El calcio lo encontramos en la leche y sus productos derivados como yogur, suero de leche y queso. También en verduras de hoja verde como el brócoli, bebidas de soja, almendras y pescado.

El hierro lo podemos encontrar en legumbres y verduras de hoja verde (acelgas, espinacas).

La vitamina D está presente principalmente en pescados azules como el salmón, el arenque y la caballa.

Proteínas vegetales, granos y legumbres, alimentos para la artritis reumatoide que no pueden faltar en la dieta

Los frijoles, las lentejas, los garbanzos, habas, guisantes y la soja son una excelente fuente de proteínas. Estos alimentos también contienen ingredientes con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Además, proporcionan ácido fólico, magnesio, potasio, hierro, zinc y lisina. Este último es un aminoácido que ayuda a la recuperación de los cartílago y previene la fatiga muscular. Alimentos como las espinacas, los espárragos y la remolacha son ricos en lisina.
Por otra parte, los frijoles, son una gran fuente de proteínas para la salud muscular y contribuyen a reducir la proteína C reactiva (PCR) en la sangre.

Alimentos no recomendados para personas con AR

En la dieta para la artritis reumatoide debe evitar los alimentos con un alto contenido en grasas saturadas y grasas trans. En este tipo de alimentos podemos mencionar las carnes grasas (cerdo, ternera) y los productos lácteos grasos (leche, queso amarillo, queso azul, queso fundido, requesón o crema de queso). También los dulces, bocadillos salados, comida rápida, productos instantáneos, sopas y salsas en polvo.

Por otro lado es muy importante eliminar o al menos reducir en gran medida, el consumo de alcohol, azúcar y las bebidas carbonatadas.

Alimentación sana, una base para tener calidad de vida con AR

Los alimentos para la artritis reumatoide idóneos son aquellos que proporcionan al cuerpo los nutrientes necesarios para contrarrestar los efectos de esta enfermedad.

Estos alimentos permiten mantener una correcta nutrición para artritis reumatoide. Incluir en la dieta estos alimentos será de gran ayuda para aumentar las defensas.
Deseas conocer un poco más sobre la artritis reumatoide, visita nuestra página web e infórmate sobre cómo mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

 

MAT-ES-2102107/v1/Junio2021